sábado, 1 de agosto de 2009

Serie Guerreros

1. EL GUERREO DE LEYENDA

El clan MacKendrick no sabe de luchas ni de armas. Lleva siglos cultivando las bellas artes y la artesanía, sin preocuparse de fortificaciones ni de protección. Pero ahora que su jefe ha muerto asesinado por el temible Roderic, sólo les queda una esperanza: el Lobo Negro. Ariella MacKendrick, como jefa de su clan, sabe que es la encargada de proteger a los suyos y también sabe que sólo podrá hacerlo desposándose con un jefe valeroso que consiga el respeto de su gente. ¿Será de verdad el Lobo Negro su última esperanza? Ya solicitaron su ayuda una vez y sólo obtuvieron el silencio como respuesta. Pero en esta ocasión está dispuesta a hacer cualquier cosa para lograr su ayuda, aunque para ello deba olvidar el orgullo y arriesgar su corazón.
descarga aqui


2. HECHICERA

En la Escocia del siglo XIII, la práctica de la hechicería podía condenarse con la muerte en la hoguera. Ésta es la historia, divertida y tierna, de la relación que surge entre Gwendolyn, una bella mujer acusada de brujería, y Alex MacDunn, un apuesto guerrero que busca en esta misteriosa joven un milagro que salve la vida de su hijo. Sólo existe un problema: Gwendolyn no tiene poderes para hechizar o curar...




descarga aqui


3. LA ROSA Y EL GUERRERO

Escocia, 1216. Cuatro de los más formidables guerreros del clan MacTier han caído en una trampa, en lo más profundo del bosque. Iban tras la banda del Halcón, un grupo de forajidos que asaltaban y humillaban a los miembros de su clan. Estaban preparados para enfrentarse a hombres aguerridos y bien armados, y se han dejado vencer por un anciano decrépito y tres jóvenes que a penas podían con el peso de sus espadas, capitaneados por... una mujer.




descarga aqui


4. RENDIDA A UN ESTRAÑO

Confiaba en él con su vida…
Sentenciada a la muerte, Jacqueline jamás esperó ser rescatada de su sucia celda por un insólito visitante: un hombre bajo cuyo disfraz se oculta un asombrosamente apuesto agente británico. Ahora los dos se encuentran huyendo, y mientras que él estuviera allí para protegerla, ella se sentía extrañamente a salvo…

Pero, ¿podría ella confiarle su corazón?
Le llamaban el príncipe negro, y para salvar la injustamente condenada corrió enormes riesgos, colándose y escabulléndose de tribunales y prisiones, desafiando audazmente la amenaza de ser capturado y acabar muerto. El temerario espía se decía a sí mismo que Jacqueline no era más que otra prisionera que poner a salvo. Pero su sólida dignidad, su inquebrantable sentido del honor y su indestructible espíritu le hicieron desear no dejarla ir jamás…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada